Este blog nació en su momento con intención de conformar un cúmulo de ideas, quizás un desahogo, quizás una arquitectura.

Dado su condición no se contestan los comentarios aunque si se agradecen, del mismo modo que se agradece a todos aquellos que siguen de una manera u otra las entradas. Si alguien está interesado en pornerse en contacto conmigo más allá de un comentario puede hacerlo a través de la siguiente direccion de correo electrónico: durangarciapedro@gmail.com



viernes, 22 de abril de 2016

miércoles, 13 de abril de 2016

Cándido era como esta tierra, fracaso y fracaso, aunque lo disimulaba.

sábado, 9 de abril de 2016

La gitana le preguntó por qué siempre andaba arrinconado, encerrado en esa casa mierda
El general murió como mueren casi todos los hombres, sin pena ni gloria y quebrando el corazón sólo a unos pocos. La dignidad hacía mucho tiempo que había quedado  atrás y la miseria había reinado sobre cuerpo de tullido. Con la boca abierta.
Y armó un tzopantli con todas aquellas cabezas.

viernes, 8 de abril de 2016

el General y la Contrahecha

- ¡Contrahecha! ¡Contrahecha!
- Si
- ¿Qué haces?
- Estaba atrás...
- No. ¿Qué haces con ellos?
- ¿Con quién?
- ¡Los cráneos de los marranos!
- Los echo atrás en la cuadra
-  Así huele estaba casa, creía que me estaba pudriendo en esta cama.Podías enterrarlos en corral
- Es pequeño, sólo cabe el huerto y lo poco que da de tanta piedra que hay. De todos modos se está pudriendo
-Lo sé.
- ¿Entonces?
- Sácalos fuera

El general Lozano

Cuando la miseria les entró a fondo  y a la Contrahecha se le asomaban los huesos, Jacinto se acostumbró a llevarles una de las cabezas de los marranos sacrificados, al menos siempre que podía burlar al capataz y distraerla. Ya iba pelada,sin papadas con la lengua y los sesos arrancados, pero aún cobijaba restos de carnes